• Img Inicio Sra

    Porque...

Los mexicanos quieren tener un País con CASO, sentido, proyección e imaginario, aunque reconocen no saber por dónde empezar ni cómo hacerlo.
Las representaciones políticas, especialmente los partidos, no tienen credibilidad pública más allá de sus agremiados.
La mayoría de los mexicanos no se sienten representados en las políticas de gobierno y muchas veces se perciben afectados por las mismas.
Los mexicanos tienen la sensación que su democracia es deficiente, opaca y manipulable.
Ante el vacío de poder, el crimen organizado ha emergido como un referente aglutinador.
Avanza una cultura de miedo, autoritarismo, falta de credibilidad y populismo (post-verdad).
Se requiere de un sistema de justicia claro y expedito. El estado de derecho es impostergable.
México conjuntamente con América Latina es la única región del mundo que no ha tenido crecimientos a más de dos dígitos en el PIB en más de 50 años.
Desde el final de la década de los años 60, México ha venido de-construyendo todos sus sistemas lógicos de autoridad y tiende a un desgobierno.
Es deseable y factible construir un caso de éxito para todos los mexicanos y no sólo compartir un territorio que contiene 120 millones de habitantes divididos y sin Proyecto de Nación.
La sociedad civil organizada está asumiendo cada vez más un rol protagónico. No existe, sin embargo, un sistema de intercambio de información y mejores prácticas para dar consistencia y perspectiva a los programas.
En la búsqueda del denominador común de la mexicanidad, los ciudadanos desearían reconocerse en una identidad; sin embargo, fuera del ámbito del folclore (canciones, películas, deportes, etc.) reconocen vivir en un país poco incluyente, discriminatorio, sin igualdad de oportunidades y arraigado en el nepotismo.
Las empresas, sobre todo las pequeñas y medianas, se encuentran a la deriva, libradas a sus propias lógicas y sin orientaciones confiables por parte del estado. Por esta razón no suelen asumir el papel dinamizador de la economía y del empleo. Es necesario revisar critica, inteligente y resolutivamente su situación para contribuir comprometidamente al desenvolvimiento, fomentando la investigación, innovación, desarrollo de capital humano y promoviendo la justa competencia.